Animal Crossing: New Horizons

Animal Crossing es una de las sagas más particulares y peculiares que existen. No en vano, estamos hablando de una serie que va a contracorriente de lo que solemos entender por el concepto de videojuego y en la que nuestro único objetivo es vivir una segunda vida virtual en paralelo a nuestro día a día. Aquí no hay que derrotar a un gran villano, no hay que rescatar a nadie, no hay que subir de nivel ni tenemos que enfrentarnos a ningún tipo de reto. De hecho, ni siquiera es importante optimizar el tiempo, pues cuenta con un ritmo muy lento que nos invita a tomarnos las cosas con mucha calma y sin presiones de ningún tipo para que hagamos lo que queramos y cuando queramos. Tras haber arrasado en ventas con sus cuatro entregas principales y sus múltiples spin-off, ahora nos llega para Nintendo Switch, el que es, sin duda alguna, el título más ambicioso, completo y grande de toda la serie.

Si bien su propuesta sigue siendo muy similar a lo visto en juegos anteriores, esta vez en Nintendo han querido ir un paso más allá y darle un interesantísimo giro a su planteamiento, pues no nos mudaremos a un pueblo ya establecido, sino que viajaremos a una lejana isla desierta que deberemos convertir en una gran aldea. Así pues, crearemos a nuestro personaje con un agradecido editor que viene a sustituir al clásico test para decidir nuestro aspecto, seleccionaremos la disposición de nuestra isla entre cuatro opciones distintas y el hemisferio en el que queremos que esté, y volaremos a ella junto a un par de vecinos para encontrarnos con que lo único establecido que hay es la tienda de operaciones del carismático Tom Nook, quien se ha encargado de organizar todo este plan de colonización.

Entre sus principales novedades, esta vez nos encontramos con un completísimo sistema de artesanía que nos permitirá crear todo tipo de cosas… siempre y cuando tengamos las recetas adecuadas y sus correspondientes materiales. Con toda una isla a nuestra disposición para desarrollar, uno de los principales atractivos que encontraremos en esta entrega lo tendremos en las gigantescas posibilidades que nos ofrece a la hora de alterar por completo el exterior, ya sea colocando todo tipo de adornos, muebles, estructuras y vallados o incluso modificando su orografía hasta las últimas consecuencias. Os podemos asegurar que hay tantísimos objetos y las herramientas de edición son tan flexibles que prácticamente se puede hacer cualquier cosa que se nos ocurra, desde construir caminos y carreteras “de forma oficial” hasta levantar montañas y cambiar el curso de los ríos. Esto es algo que puede llegar a abrumar y vamos a necesitar muchísimas horas para dejarlo todo tal y como queremos, un proceso que resulta increíblemente gratificante y satisfactorio, pues las herramientas de las que dispondremos son muy fáciles e intuitivas de usar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s